19/2/17

Sufrió, perdió, pero sigue con vida

En un partido con muchos ribetes emotivos en cuanto al resultado, Ben Hur perdió por 3 a 2 en el partido de ida de la fase final de la etapa Preliminar Regional de la Copa Argentina frente a Camioneros, en Esteban Echeverría. El equipo rafaelino, atendiendo al contexto de esta instancia, donde venía de jugar apenas 72 horas atrás y con un viaje a Buenos Aires de por medio, con un plantel un tanto diezmado por un par de lesiones de jugadores titulares, obtuvo un resultado que no le cae tan mal de cara a la revancha, prevista para el martes a las 21 en barrio Parque. Lógicamente, perder nunca es bueno. Pero cuando la diferencia es solo de un tanto y además se convierten dos goles de visitante en un reglamento que valora esa circunstancia, la visión cambia un poco. El Lobo hizo un partido lógico en el sentido de esta particular definición del torneo. Tratando de no entrar en el vértigo, de estar ordenado en su campo e intentar hacer un poco de tenencia en el sector central. Que le costó, es indudable, porque Matías González y Juan Weissen quedaron alejados de sus compañeros. Camioneros tiene jugadores de buen pie, como Campo, Cabrera o Tello, a lo que le sumó la subida casi permanente de Vitale por izquierda. Y un delantero peligroso en Jorge González, que ya a los 3 minutos tuvo la primera en una diagonal que buscó dentro del área, pero su remate cruzado se fue al lado de un palo. El equipo de Calleri mantenía la iniciativa. Copaba la mitad de la cancha y Ben Hur debía abroquelarse para intentar custodiar a Cordero. En un desborde de Jorge Gonzalez, fue Tello quien se filtró en el área y ganándole a los centrales de BH pudo sacar un remate con mucha libertad, que fue a las manos de Cordero. Luego de los 20 minutos, empezó a salir un poco más de su propio campo el elenco rafaelino. Por momentos Mathier y Pavetti se mostraban como salida por sus respectivos laterales, cruzando de a poco la mitad del campo. Fue así que llegó la oportunidad de un corner. Y el Lobo golpeó fuerte en su primera arremetida a fondo, porque tras el centro de Palma, la pelota le quedó a Mathier en el área chica y el Flaco fusiló a Evangelisti para abrir el marcador. En ese pasaje sintió el impacto el dueño de casa, que entró en imprecisiones. Esto le permitió al conjunto de Barraza equilibrar el trámite y retirarse a los vestuarios con una ventaja muy valiosa. En el complemento, era previsible que el dueño de casa -alentado por una importante concurrencia- se viniera con todo. Vitale era prácticamente un volante ofensivo y abría la cancha con centros que empezaban a complicar. Así fue que entró en acción Marcos Cordero, evitando el empate ante el remate seco desde la media luna de Campo. El Lobo no podía salir del encierro, más allá del sacrificio en el medio y de que Matías González trataba de dar una mano entorpeciendo la salida rival. Barraza decidió el ingreso de Carrizo por Rodas, buscando aire fresco en la izquierda. De todos modos, el empate local no llegó producto de una jugada demasiado hilvanada. Fue un pelotazo frontal desde el medio de la cancha para Jorge González, que luego del pique del balón acomodó el cuerpo con inteligencia ante la marca de Kinderknecht y con un gran gesto técnico, cacheteó la pelota por sobre el cuerpo de Cordero. El resultado, a decir verdad, no le quedaba mal al trámite. Y Ben Hur debía pasar el sofocón con mucho tiempo por jugar. Cuando parecía que el equipo rafaelino salía un poco del encierro, en una acción sobre el costado izquierdo, Marín dejó corta la pelota a Cordero y Vico aprovechó para asistir a J. González, que con el arco libre, puso el 2 a 1. El panorama pasaba a ser difícil para el equipo de Barraza. Resultado adverso y pocas piernas para salir a revertir. De todos modos, como se equivocó BH atrás, también lo hizo Camioneros y el blooper entre Lozano y Evangelisti le permitió a Palma anotar otra paridad, cuando quedaban 7 minutos. Pero no pudo sostenerlo la visita. Otra acción individual del dueño de casa gravitó para el nuevo desnivel, esta vez con un gran remate de Campo desde más de 30 metros que venció a Cordero. El propio jugador local se fue expulsado al estar amonestado y festejar de manera demasiado efusiva. Cuando parecía que ya no quedaría tiempo para algún intento más de reacción, Ben Hur tuvo primero un cabezazo de Gonzalez que entre Evangelisti y el palo impidieron el tercer festejo, y en el último centro el arquero de Camioneros impactó al despejar el balón con su cuerpo contra dos jugadores benhurenses, en lo que dejó la sensación de penal, pero el árbitro Díaz no lo consideró de esa manera. Así se fue este partido de ida. Ben Hur tiene buenas opciones de darlo vuelta en casa el martes. Necesitará de su propia capacidad y del apoyo de su gente, para hacer realidad el deseo de estar entre los 64 equipos del cuadro principal de la Copa Argentina.

CAMIONEROS (EE): 3 (J. González 16' y 28' ST y J. Campo 41' ST).
Leandro Evangelisti; Jonathan Argañaraz, Sebastián Alvarez, Matías Lozano y Leonardo Vitale; Laureano Tello (76' Enzo Sotelo), Benítez, Jonatan Campo y Juan Navarro; Alexis Cabrera (54' Lucas Vico) y Jorge González (87' Eduardo Casais). Sup: Alejandro Gladioli, Eduardo Madeo, Facundo Moyano y Lucas Parra. DT: Guillermo Calleri.

BEN HUR: 2 (G. Mathier 28' PT y G. Palma 38' ST).
Marcos Cordero; Gustavo Mathier, Ezequiel Kinderknecht, Ricardo Marín y Maximiliano Pavetti; Nicolás Pautasso (45' José Alberto), Daniel González; Matías González, Gastón Palma (84' Ramiro Contrera) y Franco Rodas (59' Alejandro Carrizo); Juan Weissen. Sup: Agustín Stepffer, Ezequiel Gnemmi, Ignacio Forni y Matías Caballero. DT: Gustavo Barraza.

Incidencia: a los 42' del ST fue expulsado Campo (C).

FUENTE: La Opinión.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario