lunes, 15 de agosto de 2016

Sobre el final rescató un punto

En la tarde de ayer, ante un marco de público bastante lejos de lo que esperábamos tratándose de un clásico, 9 de Julio y Ben Hur de Rafaela abrieron sus respectivas participaciones en la Zona B de la Región Litoral Sur con un empate que por momentos entregó tramos más que atractivos en cuanto a intensidad y emotividad. El León comenzó ganándolo en el arranque nomás del segundo tiempo con un golazo de Iván Peralta, mientras que el Lobo lo igualó a través de Santiago Autino sobre el epílogo del compromiso. Imágenes dispares entregadas por ambos en un comienzo que depara una durísimo competencia.
El partido
Cuatro meses debieron pasar de aquella eliminación tempranera de 9 de Julio en la anterior edición del Torneo Federal. Se quedó varado a menos de mitad camino ya que no superó la primera ronda en el mes de Abril cuando se terminó la competencia para el León entonces. Para Ben Hur, en tanto, la historia aguantó apenas un mes más, hasta ese recordado 22 de mayo donde quedó eliminado en manos de Desamparados en San Juan, a la postre uno de los ascendidos. Sensaciones distintas en ambos planteles quedaron dando vueltas durante todo este tiempo, y en función a esas esquirlas ambos intentaron rearmase de la mejor manera posible para afrontar los duelos que les deparó el fixture. Como viene siendo tendencia en los últimos años, los clásicos abren el camino. Para la ocasión, el 9 ponía en cancha lo mejor que encontraba a disposición porque los días previos el equipo, tal vez el ideal de Werlen…, se vio disminuido por las dolencias de algunos jugadores como el caso de Martín Artigue quien no pudo trabajar en toda la semana por una descompensación estomacal disipando cualquier duda para que se meta Guille Funes en la formación inicial. El partido en su comienzo tuvo el vértigo lógico de un clásico. El León buscó dañar de entrada por las bandas y el Lobo se refugió esperando esa envión para contragolpear por los mismos caminos. Monesterolo fue la referencia obligada para los de Werlen, por eso Ferrero y Kummer se repartieron la marca del peligroso goleador hasta donde pudieron. La primera fue para el 9. Monesterolo habilitó a Gonzalo Cena que exigió a una intervención poco ortodoxa de Medrán con la rodilla. El piso no estaba bueno y la tentación de probar de media distancia fue una marca registrada del local durante los 90 minutos. En el Lobo no aparecía Palma, salvo en esa que promediando la primera parte el ex Puerto San Martín ubicó a Autino que probó al arco pero una pierna juliense se metió en el medio. En la segunda jugada, a la salida del corner, González ensayó un tiro olímpico en homenaje a estos tiempos pero Maina despejó sin problemas. En los pies de Sergio Rodríguez pudo haber tenido la más clara. Cabe decir pudo porque demoró una eternidad en dominar la pelota cuando la defensa del 9 estaba rota. Con la presencia de Palma de a poco Ben Hur fue ganando protagonismo pero sin profundidad porque Sergio Rodríguez estaba en otra sintonía. Por eso Cena le ganó en una carrera a Ferrero que trajo riesgo para el arco de Medrán. En la réplica otra vez Monesterelo probó a los caños demostrando que iba afinando la puntería. No obstante se irían al descanso con el marcador en blanco.
El segundo tiempo
El complemento no pudo empezar de la mejor formal para el 9. A los 5´ logró quebrar el cero con un soberbio gol de Iván Peralta colgándola del ángulo desde el vértice del área a pesar de la volada de Eze Medrán. Luego de eso fue un monólogo de 9 de Julio. Entre Carrizo, Cena y Monesterolo desperdiciaban cuantas situaciones tenían demostrando un predominio que en el resultado no se reflejaba. Los minutos se consumían y la BH no inquietaba el arco de Maina con el único punta definido que estaba en cancha. Gustavo Kestler, en reemplazo del suspendido Barraza aunque siguiendo las indicaciones de este, mandó a cancha a Pianetti en lugar de Franco Rodas intentando mayor control en el medio campo al tiempo que Cena evitaba al 1 visitante con el arco casi desnudo no pudiendo sentenciar la historia porque Lucho Kummer cerró a tiempo en un cruce memorable. El 9 era más que su rival, pero éste no se resignaba. Las más claras eran para los hombres de Werlen pero la visita ganaba metros en el terreno amontonando gente. Pero… en el fútbol cuando no convertís en un arco lo sufrís en el propio. El 9 retrocedió mucho sobre su área y a la salida de una pelota parada tras una falta infantil, Gastón Palma la tiró a la zona de Maina que se quedó clavado justo cuando Autino la empujó para el gol del empate sobre el epílogo del juego. Con ese tanto agónico a Ben Hur le bastó para robarle dos puntos del bolsillo al 9 aunque quedó la sensación, para aquellos que fuimos al menos meros espectadores, que fue el propio 9 de Julio el que entregó la victoria, sin restarle el mérito lógico a Ben Hur por ir a buscarlo ante todo pero demostrando que además de ser un equipo en construcción, necesitará crear mayor peso ofensivo si pretende tener mayores posibilidades antes rivales más armados. Así se fue el primer clásico del año. Otra vez en pardas como tantas otra veces, pero sabiendo que esto recién empieza. Por lo pronto, el León tendrá 15 días por delante ya que tendrá fecha libre debido a la baja de Adelante Reconquista, mientras que Ben Hur debutará en su casa ante Tiro Federal de Rosario.

FUENTE: Castellanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario