16/8/16

Por la Liga, también fue empate agónico

En la cancha auxiliar Nº 3 del predio de Ben Hur, el Lobo recibió a la visita de Peñarol de nuestra ciudad en el marco de la 1ª fecha del Torneo Clausura BHY de la Liga Rafaelina de Fútbol. El conjunto de Villa Rosas fue de los protagonistas hasta último momento del Apertura y llegaba a este duelo con la ilusión de mantenerse en ese ritmo en la previa del clásico ante Ferro Carril del Estado de la próxima semana. Por su parte, el local, promedió la competencia pasada con algunos altibajos en cuanto a resultados en un torneo que en casi su totalidad tuvo la conducción de Gustavo Barraza en reemplazo de Gustavo Kestler quien tenía licencia por haberse sometido a una intervención quirúrgica importante. Hoy, Cebolla devuelto en funciones desde hace algunas semanas, ha tomado nuevamente las riendas del equipo que buscará en este Clausura mejorar la imagen y la prestación del certamen anterior. El juego en su inicio, por no decir a lo largo de todo el primer tiempo, fue bastante chato. Pocas acciones se encuentran como para rescatar ya que la pelota vivía más tiempo viajando por el aire por el suelo. Ben Hur no encontraba juego en el medio campo porque no había comunicación entre Nacho Forni y Gastón Zeballos. Mientras que los Peña intercalaba las posiciones de los marcadores de punta tanto por izquierda como por derecha con cada uno de los volantes de los mismos sectores y el partido eran huérfano de emociones. Ezequiel Kinderknecht no soltó en toda la tarde al siempre movedizo Cristian Arias y los de Villa Rosas no encontraban el arco de Cordero por consiguiente. A penas un par de acciones de cada y poco más que contar en esa primera mitad. En el complemento, Peñarol salió más decidido a buscar el resultado, Ben Hur se fue quedando de a poco y entre Caglieris y Arias de vez en cuando algún hueco hayan en la segura defensa local. Ante este panorama los entrenadores comenzaron a mover sus bancos. Maxi Pavetti ingresó en la BH y Franco Vigetti lo hizo en Peña. Decisión clave en el trámite porque en la primera que tocó Vigetti habilitó para Juan Dunky quien remató de primera mandando la pelota al ángulo haciendo estéril el vuelo de Cordero. Más tarde Peñarol pudo haber ampliado el marcador pero esta vez el 1 de Lobo estuvo rápido de piernas para cerrar. Apenas unos instantes después, el propio Cordero salió a cortar fuera de área de manera muy arriesgada chocando contra un hombre de Peñarol, por lo que Garetto resolvió expulsar al portero local cuando hubiese resuelto la situación con una amonestación. Ben Hur no se quedó con eso y fue con más ganas de que ideas. Zeballos quebró su cintura en el vértice del área y al sentir el contacto de Molbert este se dejó caer ante el pitazo de Garetto señalando el penal que Luis Boiero cambió por gol en el epílogo del partido. En tablas entonces terminaría cerrándose un partido que no entregó demasiadas emociones pero que mostró en algunos tramos a un Peñarol más incisivo aunque también desordenado frente a un Ben Hur que halló en ese penal el bálsamo de la tarde cuando Pinzano solo había tenido que revolcarse un par de veces nomás. Ahora Ben Hur irá ante Quilmes a buscar lo que no cosechó en casa y Peña se medirá en el clásico frente a Ferro donde buscará posicionarse como candidato a este título.

FUENTE: Castellanos.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario