jueves, 22 de diciembre de 2016

"Pude ponerme bien y estar a la altura"

En el armando del plantel de Ben Hur para afrontar el segundo semestre del año, apareció casi de sorpresa un hombre desconocido por estas latitudes o al menos dentro del espectro del club. Con pasado reciente más que nada en el fútbol metropolitano, Sergio Rodríguez llegó a Barrio Parque con una meta más que nada individual que con el correr de la competencia se fue haciendo colectiva. La necesidad de sumar continuidad y de olvidar de una vez por todas lesiones que lo tenían a mal traer, fue uno de los condimentos que lo alentaron a aceptar la propuesta rafaelina. Del otro lado, por la parte del cuerpo técnico, la búsqueda apuntaba a reemplazar la cuota goleadora que perdía el equipo de Barraza con la salida de Luis Rivero. El Tanque, luchando contra sus propios demonios en un inicio, se fue metiendo en la consideración del entrenador y de la gente a puro esfuerzo, batiendo metas y rompiendo contra las críticas que incluso desde este mismo medio le fueron dirigidas. Pero los goles en momentos claves, y el sacrificio que Sergio Rodríguez siempre mostró, acallaron aquellas voces. Este martes CASTELLANOS compartió sensaciones con el delantero luego de lo que fue la derrota ante Mandiyú de Corrientes que le impidió al Lobo conseguir el ascenso. "Sinceramente todavía dura la bronca de no haber conseguido el objetivo máximo. Aún queda ese sabor a poco porque sabemos que estuvimos muy cerca realmente; más allá de eso analizando la situación con un poco más de profundidad estoy muy contento por haber llegado hasta donde lo hicimos, lo cual no es poco. No es nada sencillo llegar a una final. Creo que se conformó un lindo grupo donde todos tiramos para el mismo lado. En lo individual logré tener continuidad después de tantas lesiones por lo que el balance que hago es más que positivo".
- ¿Haber estado tanto tiempo parado te condicionó en el comienzo para poder mostrar tu verdadero juego?
- "Puede ser que haya sido por eso. Yo estuve un año sin jugar recuperándome de una rotura de ligamentos y más adelante de meniscos también, por lo que no es fácil volver. Por eso considero que necesitaba reencontrarme con mi juego que todavía no lo había podido hacer porque necesitaba una buena pretemporada, y claro, la continuidad que resulta fundamental. Así que por fortuna volví a sentirme bien, sin embargo creo que todavía puedo dar más. Veremos qué pasa entonces luego del descanso para renovar energías".
- ¿Tuviste por ello, que trabajar mucho en la fortaleza mental también en este período?
- "Sinceramente no es nada sencillo volver de una lesión tan larga, yo ya la había sufrido para colmo en la otra pierna, pero soy una persona de carácter duro que siempre intenta ir por más, y gracias a Dios, con trabajo y la ayuda de mis compañeros, pude ponerme bien y estar a la altura".
- ¿Con qué torneo te topaste siendo que venías de la B Metropolitana?
- "Son dos competencias diferentes desde muchos aspectos, por ejemplo, en cuanto a la infraestructura que presentan muchas canchas donde algunas parecen prácticamente amateur. El tema de los viajes también influye por el hecho de tener que trasladarse el mismo día del partido casi sin descanso, y uno no estaba acostumbrado a eso, pero es como todo considero, ya que uno debe adaptarse al lugar que le toca ir cuanto antes para que esa procesión pase lo más rápido posible".
- ¿Cuáles son tus ganas de continuidad en Ben Hur?
- "Creo que como todos hay sed de revancha por volver a jugar una final. Es muy difícil encontrar tu lugar en el mundo o un lugar donde realmente te sentís cómodo y por lo menos aquí en Rafaela y en Ben Hur lo encontré. Después claro, hay un montón de cosas que hay que hablar y que influyen como la forma de disputa del torneo que arranca recién a mitad de año y eso complica la logística de todos, tanto para los jugadores como para el club, pero de mi parte las ganas están y ojalá podamos tener esa revancha".

FUENTE: Castellanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario