jueves, 23 de junio de 2016

El tarifazo preocupa a los clubes

Los anuncios realizados por el Gobernador seguramente alivianarán la situación de los clubes rafaelinos, cuyos representantes se hicieron presentes ayer en el Concejo Municipal para expresarles a los ediles la difícil situación que atraviesan en el marco de los recientes tarifazos. Fabricio Poi, presidente de la Liga Rafaelina de Fútbol, estuvo acompañado de Alejandro Cravero, en representación de Ferro; Daniel Torres de Sportivo; Juan Carlos Schanz de Peñarol; Franco Moroni del Club 9 de Julio; Adrián Mezzadri de Quilmes y Rubén Dellasanta y Néstor Zenklusen de Ben Hur. En diálogo con Diario CASTELLANOS, Poi calificó a los aumentos como "desproporcionados, imposibles de pagar". "Si no tomamos cartas en el asunto, puede haber riesgos de que haya clubes que dejen de desarrollar sus actividades. Las empresas se van a regir por las disposiciones vigentes. Si no se paga, los servicios se cortarán. Por ello, la solución debe ser urgente". Rubén Dellasanta, de BH, reconoció que las decisiones del Concejo no son vinculantes en esta temática, "pero entendemos que es el camino para que transmitan, para que esta situación extrema llegue a oídos de quien tiene que llegar" y que las reglamentaciones de las leyes existentes relativas a tarifas sociales para clubes y asociaciones civiles sin fines de lucro finalmente se hagan operativas". En el caso del Club Ben Hur, la factura de gas del bimestre pasado fue de $ 47 mil pesos, mientras que siempre abonaban alrededor de $ 12 mil, y esperan que el monto sea aún mayor para el bimestre que se transita. "La mera llegada de la factura ya te coloca en infracción, porque no hay manera de afrontarlo. Es un modo indirecto de impedir a los clubes cumplir el objeto social que tiene", explicó. Por su parte, el presidente del Club Sportivo, Daniel Torres, indicó que "ya era complicado llegar a pagar los gastos mensuales con las tarifas viejas, ahora hay aumentos de entre 100 y 200%". Además, actualmente el club recibe en su comedor a 200 chicos, y por la situación que atraviesa el país el número continúa incrementando. "Se nos comienzan a acoplar chiquitos que son de los grupos familiares que participan de las actividades del club. Nosotros no le vamos a cerrar la puerta a nadie, porque la idea del trabajo que estamos haciendo a pulmón es darle la posibilidad a los chicos que tengan su única comida del día", finalizó.

FUENTE: Castellanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario